La que se avecina en las comunidades de propietarios: los presidentes, atrapados en el cargo

Las juntas de vecinos no están prohibidas, pero se han reducido al mínimo y los cargos han quedado prorrogados por la pandemia.
Los administradores de fincas y numerosas asociaciones reclaman que se reforme la ley de propiedad horizontal para que las reuniones puedan ser virtuales.


La que se avecina… en las comunidades de propietarios. Muchos presidentes quieren abandonar el cargo y no pueden. “Sigo de presidente de mi comunidad casi por imperativo legal, por culpa de la pandemia”, cuenta Miguel al otro lado del teléfono con cierta impotencia. Este propietario debía haber dejado el cargo el pasado mes de julio, al cumplir un año, pero el administrador le ha disuadido en reiteradas ocasiones para que no se convoque la junta anual de vecinos por la evolución de los contagios en nuestro país. “Se descartó celebrar la reunión en el despacho de la administradora porque no podíamos mantener la distancia social. Intentamos reunirnos en una iglesias o en un hotel, pero ninguno de los dos han querido junta a tanta gente”.

Miguel ha asumido con resignación que debe seguir de presidente de su comunidad en contra de su deseo y, lo que es peor, sin saber cuándo abandonará el cargo. “Me han dicho que hasta abril por lo menos, pero veremos. Mientras hemos prorrogados los cargos y las cuentas. Tengo que soportar casi a diario las peticiones de los vecinos y sus problemas. Es un poco inaguantable esto de ser presidente”.

La pandemia ha reducido al mínimo la celebración de juntas de vecinos. No están prohibidas las reuniones físicas, excepto en Cataluña, pero según los administradores de fincas, se desaconseja celebrarlas para evitar contagios y, en todo caso, si se convocan, debe ser por un motivo de extrema urgencia.

El caso de Miguel no es una excepción y en los foros de comunidades de propietarios se suceden las quejas de presidentes hartos de tener que seguir en su cargo.

“En febrero cumplía un año de presidente, en marzo estaba prevista la reunión pero se paralizó por la Covid. Ahora he propuesto hacerla virtual. El administrador me dice que a distancia no se puede y que si la quiero hacer presencial tengo que firmar un documento asumiendo yo la responsabilidad en caso de contagio. ¿Qué puedo hacer?”, se pregunta un propietario por internet.

“He recibido un comunicado de la gestoría cancelando la junta anual justificando que no cabemos todos en el portal”, se queja otro propietario.

Los administradores de fincas confirman la dificultad añadida que están teniendo a la hora de lidiar con las comunidades de vecinos por la pandemia. “Hay gente que es comprensiva pero otros vecinos presionan para que se celebre la junta porque quieren dejar el cargo o porque quieren tratar un tema”, explica Patricia Briones. Esta abogada y asesora jurídica del Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid reconoce que “los colegiados están intentando evitar la celebración de las reuniones de vecinos porque saben del riesgo que se corre”. En general, se están prorrogando las cuentas y los cargos de los edificios.

“La norma no prohíbe la celebración de juntas ahora mismo pero tampoco es clara. Nos ha pasado que la policía ha disuelto algunas reuniones de propietarios”, cuenta Briones.

La solución a parte de todos esos problemas se resolvería permitiendo que las reuniones de vecinos fueran virtuales pero la ley de Propiedad Horizontal, de 1960, no contempla ese supuesto. “Está claro que necesita una reforma y no un parche. Yo hace un año no sabía qué era Zoom (una aplicación de videollamadas), imagínate una ley de los años 60”, asegura Briones.

Cataluña es la única comunidad que sí deja que se celebren las reuniones de vecinos de manera virtual porque es la única que ha desarrollado una normativa propia. “Aquí tenemos una regulación que no hay en el resto del Estado. Las juntas telemáticas representan este año el 18%, en 2019 no llegaban al 0,5%”, asegura Lorenzo Viñas. El gerente del Colegio de Administradores y Fincas de Barcelona y Lleida explica que esta vía “ha crecido en tres meses lo que habría tardado tres años en circunstancias normales”.

“Si un vecino no puede conectarse por vía telemática desde su casa nos lo tiene que decir previamente a la celebración de la junta. A algunos vecinos les hemos facilitado los medios desde nuestro despacho”, asegura Viñas pero añade: «es necesario que la legislación se actualice para todo el país y se incorporen las nuevas tecnologías».

Los problemas que se han generado en el día a día han llevado a cada comunidad actuar según sus propias necesidades. En Galicia, por ejemplo, la Xunta y el Colegio de Administradores de Fincas han elaborado una guía de actuación: se recomienda reducir al mínimo la convocatoria de juntas y en caso de que se celebren se pide que sean lo más breves posibles y con poca gente.

La vicepresidenta del Colegio de Administradores de fincas de Galicia pone varios ejemplos de experiencias poco aconsejables que ha vivido durante estos meses. “La gente llegaba a una reunión y lo primera que hacía era quitarse la mascarilla para que el resto les oyera mejor. En otra junta, en la que éramos cinco personas, una señora nada más llegar me dio dos besos y se sentó muy cerca de mí para oírme mejor”, cuenta Carmela Lavandeira.

“Por eso la Xunta dice ‘si no es urgente, no convoque”, asegura Lavandeira. En Galicia la celebración de junta de vecinos ha caído este año un 70% en comparación con 2019. “La presión que nos llega es de los presidentes que no quieren seguir en el cargo. Estos meses han sido duros, hemos tenido que capear muchas cosas”, afirma la vicepresidenta del Colegio de Administradores.

Voto a distancia

Además de los administradores de fincas, numerosos colectivos llevan tiempo no solo reclamando que se puedan celebrar a distancia las reuniones de vecinos sino también que se permita el voto telemático. Según una encuesta realizada por supervecina.com, una plataforma que ofrece servicios a las comunidades, el 75% de los encuestados reclaman que se pueda votar online en las juntas de vecinos.

“Al igual que sus señorías pueden expresar su opinión de forma remota desde sus escaños vacíos del Congreso de los Diputados en estos tiempos del Covid en España, donde un 84% de la población es propietaria de una vivienda y el 85% vivimos en una comunidad de Propietarios, es hora de que podamos participar en las decisiones que nos afectan en el día a día”, asegura Miguel Prado, CEO de Supervecina.com

El sondeo, que ha contado con la participación de 3.600 propietarios de pisos, asegura que con el voto a distancia aumentaría la participación en las juntas, y con más participación 6 de cada 10 considera que se reducirían los conflictos en las comunidades de vecinos.

Deja una respuesta